Información que te puede ayudar

12. jul., 2018

¿Qué puede hacer la alimentación energética por ti este verano?
Desde el solsticio del 21 de junio, entramos oficialmente en el verano y aunque no sea de un día para otro,  la energía expansiva de esta época del año se hace más latente al ir entrando en esta fecha.

El verano es la estación donde los frutos ya han madurado y están listos para ser ingeridos en su estado óptimo.

Es momento de salir al aire libre, de sociabilizar y de disfrutar del esplendor en el que se encuentra la naturaleza y con ella todos los seres vivos. Llegó el momento de relajarnos.., no es casualidad que sea el momento de las famosas vacaciones.

Hoy vamos a buscar a través de los alimentos la forma de regular la temperatura corporal y ayudar a las funciones de estos órganos.

El verano nos invita a disminuir la cantidad de comida y comer alimentos más ligeros, con más contenido en agua, más crudo, menos horneado, más color. Los granos más pequeños como el mijo, la quínoa o más largos como el arroz basmati o la cebada nos ayudarán a refrescarnos internamente. Como legumbre es un buen momento para tomar lentejas rojas, o cualquier otra legumbre más pequeña y ligera. El tofu,(Soja fermentada) puede ser un buen recurso ya que nos ayuda a sacar el calor interno y así poder mantenernos más fresquitos por dentro sin tener que atiborrarnos a bebidas heladas.

Las hojas verdes y el sabor amargo nos acompañarán hasta final de verano, ¡¡así que no dejes de introducir verduras en tu alimentación de verano!!
No hará falta que comamos tanto, ni alimentos tan densos,por lo que reducir la proteína animal puede ser muy buena idea.Me gusta

Un exceso de bebidas frias, helados y alimentos congelados nos pueden pasar factura en otoño, así que si quieres prevenir resfriados, regula tu alimentación en verano, y el exceso de frio no tendrá que salir de golpe.


Cuidado con el café y alcohol, ya que ayudan a deshidratarnos… y recuerda que ahora más que nunca es importante mantenernos bien hidratados. No sólo con lo que bebemos, si no también con el consumo de fruta y verdura.


Aquí tienes la receta de un súper batido que te ayudará a estar en tu estado óptimo.


 

Según la Medicina Tradicional China, los órganos que están implicados con esta estación son el corazón y el intestino delgado.

La energía del corazón rige nuestra actividad mental y emocional, si tenemos nuestra energía del corazón en equilibrio, especialmente en esta estación del año, nos encontraremos más estables, con pensamientos más claros, más alegres, simpáticos, con más ganas de hacer cosas y salir al aire libre, sin embargo, si tenemos esta energía bloqueada nuestros pensamientos serán confusos, una cierta histeria nos invadirá y seremos más reactivos, menos estables y estaremos completamente desorganizados.

Si te encuentras con alguna de estas emociones, te invito a que ayudes a tu sistema circulatorio a depurarse.

 

No es casualidad que esta estación nos brinde frutos rojos como las cerezas, la sandía, los frutos rojos, las ciruelas, albaricoques… la naturaleza es sabia, y sabe que estos alimentos contienen los nutrientes y la energía que necesitas para equilibrar tu sistema circulatorio y con él tu equilibrio emocional cuando hay una energía tan expansiva.


En resumen: aprovecha la oportunidad que te brinda el verano de compartir con la naturaleza su pleno esplendor, come conscientemente y cuida de tu salud emocional con una alimentación inteligente.


 



Si quieres poner en práctica todo esto que te cuento te espero en Naturalmente el próximo sábado 21 con un taller de cocina veraniega espectacular.
Y si quieres indagar más profundamente de forma individual y exclusiva tu relación con la alimentación, ponte en contacto conmigo a través de alquimiaentuplato@gmail.com. ¡Junt@s podemos lograr lo que te propongas!




27. jun., 2018

¿Qué es lo verdaderamente importante para ti?

 Hace un tiempo me hice esta pregunta, la cual puso en Jake toda mi vida. ¿Qué es lo que realmente me importa?

Esta pregunta derivó a otras tantas como; ¿En qué ocupo la mayor parte de mi tiempo?¿Dónde estoy poniendo mi foco? ¿Realmente le estoy sacando todo el jugo a mi vida? ¿Estoy donde quiero estar?

 

Pararnos a mirar dónde estamos nos da la oportunidad de redirigir hacia dónde queremos ir.

 

Lo más interesante de todas esas preguntas fueron las respuestas, la conclusión que saqué fue: Lo realmente importante en mi vida es saber que estoy dando lo mejor de mi y que le saco el mayor partido posible a mi existencia.

Lo realmente importante para mi es saber que estoy viviendo plenamente explorando mi pleno potencial. ¡Wow! Hasta ese entonces no había profundizado en lo que realmente es prioritario. Las primeras respuestas suelen ser, “mi familia”, hay gente que prioriza su trabajo, “ser feliz”, pero realmente no son respuestas concretas. La pregunta que te propongo va más profundo, va dirigida a tu alma.

 

Revisé mis acciones diarias y me di cuenta que dedicaba mucho tiempo a cosas que realmente no encontraba interesantes (como dar muchas vueltas por las redes sociales, enredarme con el móvil, pasar demasiado tiempo con gente que realmente no quería estar, etc. ) que no iban enfocadas a mi verdadero propósito: Vivir en plenitud.

 

Para poder vivir plenamente al máximo necesito un vehículo (mi cuerpo) y una gasolina (la alimentación). Curiosamente esa gasolina va a ser la que transforme mi cuerpo, así que decidí priorizar mi alimentación.

 

Aprendí a escoger alimentos inteligentes, que me centren, me llenen de energía y me guíen hacia mi propósito.

Teniendo claro lo que quiero, priorizo mi tiempo a aquello que quiero conseguir, entonces cambié el tiempo invertido en cosas que no me acercaban a aquello que era importante para mi, por acciones que me acercaban a mi objetivo.

Y lo que sucedió fue:

  • Al evitar actividades innecesarias obtuve más tiempo para organizar mi alimentación.
  • Organizando mi alimentación prioricé tener tiempo para cocinar aquello que sabía que me beneficiaba.
  • Se acabaron las excusas de “no tengo tiempo”. Cualquier momento es bueno para hacer lo que me va a llenar de vida.

 

Al principio le tuve que poner más atención, pero poco a poco todas esas acciones se fueron convirtiendo en hábitos, hasta que llegó el día que las había interiorizado tanto que ya ni me daba cuenta que las estaba llevando a cabo, ¡¡sin esfuerzo!!

A día de hoy esos hábitos están tan instaurados que todas esas pautas se hacen por si solas.

Tengo claras mis prioridades y mi objetivo me orienta sin perder la motivación.

En su día todas esas preguntas me guiaron a llevar un estilo de vida y filosofía que prioriza la toma de conciencia.

Dónde estoy y dónde quiero llegar son preguntas que nunca deberíamos dejar de hacernos.

Cada uno hace lo mejor posible en función de sus prioridades.

La gran pregunta es: ¿Sabes cuáles son tus prioridades? ¿Estás dónde quieres estar?

Toma la responsabilidad de tu vida y atrévete a vivir plenamente. Obtendrás una grata recompensa.

 


¿Quieres saber más?: En las consultas personalizadas te ayudo a trazar un plan idóneo para conseguir todos tus propósitos.


 

 

4. abr., 2018

La llegada de la primavera supone para el cuerpo un proceso de adaptación.

Hay más horas de luz, el clima cambia empezando a hacer más calorcito… y nuestros biorritmos se tienen que adaptar a este cambio.
Si nos fijamos en la naturaleza, observaremos que en primavera los árboles ascienden su salvia hacia las ramas, sacando los primeros brotes y hojas hasta florecer.

Con la primavera llega esa energía ascendente que nos llena de energía, creatividad y nos impulsa a empezar  nuevos proyectos.

Es normal que nuestro cuerpo ande un poco revuelto estos días, necesitamos pasar por un pequeño proceso de adaptación al nuevo horario y las nuevas temperaturas, pero este proceso de adaptación no se debería prolongar demasiado.

Si nos sentimos más cansados de lo normal, apáticos o con menos ganas de hacer las cosas es que nuestra alimentación en invierno ha sido más densa de lo que necesitábamos, y el cuerpo en su fase de limpiar el organismo está sacando todo ese exceso de densidad.

Tranquil@, todo está en orden, sólo que sería muy interesante que ayudaras a tu organismo a adaptarse a esta nueva estación con los mejores alimentos.

 

¿Qué alimentos son ideales para la primavera?

Si miramos nuestro entorno y vemos que realmente no estamos separados de él, observaremos que la primavera en la naturaleza tiene un efecto expansivo y ascendente, los árboles empiezan a despertar mostrándonos los primeros brotes y dándonos multitud de hojas verdes. No es casualidad, ya que éstas van a ser las que nos aporten la vitalidad que necesitamos en este momento. Lo mejor que podemos tomar en esta estación de tránsito son alimentos que nos ayuden a relajar el hígado, favoreciendo su depuración.

Como hojas verdes, todas las crucíferas, endibias, fermentos como el chucrut, germinados… es ideal que tomemos alimentos que nos fluidifiquen la sangre y nos alcalinicen.

La naturaleza está en plena fase de depuración y transición hacia el verano y nos aporta alimentos que nos ayudarán a aclimatarnos a todos estos cambios. Fíjate en qué alimentos tienes de temporada en tu zona y evita los químicos en tu alimentación y fuera de ella.

Prepararnos ensaladas de hoja verde como rúcula, rabanitos, espinacas... empezar a tomar coles de temporada, col blanca, verde, morada... todos estos alimentos nos van a ayudar a conectarnos bien con el clima. Siempre y cuando sean de tu zona.

-No olvides añadir tu cereal en grano como cebada, arroz basmati o legumbres como azukis para completar tu plato.-

Siempre te comento que es más importante lo que sacamos de la dieta que lo que incorporamos, por lo tanto, si no evitamos alimentos muy densos como los azúcares rápidos, fritos y grasas saturadas, no tendrá sentido que introduzcamos más hojas verdes.

 

Cuando depuramos nuestro cuerpo físico, es muy probable que directa o indirectamente depuremos nuestro cuerpo emocional. Ya que las emociones no expresadas también salen a flor de piel, como la salvia en los troncos, y puede que revivas aquél enfado o  aquélla situación olvidada, que aún no ha sido resuelta, para que la resuelvas, la depures y la dejes ir.

Es un buen momento para estar en contacto con la naturaleza, dar paseos al aire libre, hacer deporte,  expresar tu creatividad y recordar que tienes un gran potencial que mostrar al mundo.

Tener un hígado sano, te conectará con tu propósito y te dará la persistencia para que llegues a conseguir todo aquello que desees.

 

 

¿Cómo sé si me favorecerá una depuración? 

Nuestro organismo está perfectamente preparado para que de forma natural, saque los tóxicos que recibimos a través los órganos encargados de ello. (Hígado, pulmón, riñones, intestinos y piel) 

El problema viene cuando se generan demasiados tóxicos sin poder liberar, quedándose en nuestro organismo. Éstos tóxicos pueden venir a través del medioambiente, la comida o las emociones no gestionadas.

Si estás con falta de energía, dolores de cabeza, exceso de grasa corporal, insomnio, eres incapaz de mantenerte en el presente, te dispersas con facilidad o sufres de enfado crónico con la vida, te sugiero que experimentes una depuración.

Quizá el cuerpo te esté hablando y no le estés haciendo mucho caso.

Si tienes uno o más de estos síntomas, pasando por un proceso de depuración recuperarás tu energía vital, mejorarás tu concentración y estado de ánimo, tu peso se regulará y mejorará tu bienestar.

 

La mejor dieta depurativa siempre va a ser llevar una alimentación y estilo de vida saludables. 

Aprovecha el proceso de depuración para instaurar nuevos hábitos que apuesten por tu bienestar.

- Revisa en qué momento te encuentras y decide apostar por tu salud.-

 

 


Si quieres empezar conmigo a cambiar tus  hábitos tengo varias cositas para ti: Podemos hacerlo a través de las sesiones personalizas, los talleres de cocina saludable, o los programas de alimentación. ¡Tú decides!

 


 

29. mar., 2018

Hoy es un día festivo donde las comilonas estarán a la orden el día.

 

En Mallorca, mi ciudad natal, por estas fechas se suelen hacer empanadas de carne, el típico frito mallorquín y varias elaboraciones más para reunir a la familia y festejar juntos.

Siendo vegetariana, os podéis imaginar el papelón que me toca interpretar en estas comidas, siendo la "rara" de la familia, ya que de un año para otro me presenté en la mesa sin probar bocado de las delicias que preparaba mi abuela junto a mis tías, optando por llevar mi propia comida.

Las primeras veces, no os voy a engañar... me sentí muy incómoda. Todo lo percibía como ataques hacia mi persona... comentarios como: "Y si no comes carne qué vas a comer", "Al final vamos a morir todos igual", "las plantas también sienten" y demás, no me ayudaban a sentirme en familia.  

 

Poco a poco, entendí que la alimentación presenta muchas resistencias y vi que inconscientemente con mi ejemplo removía mucho a las personas que tenía al lado.

Hasta que no entendí eso, entraba en disputa, debatiendo sobre si estamos preparados o no en comer carne, sobre la calidad de la comida, la calidad de la vida del animal, su sufrimiento… no quería convencer a nadie, pero me llenaba de razones. 

Entonces entendí que cada persona tiene su proceso, que no podemos cambiar a nadie y que todo está bien así como está, ya que un cambio en la alimentación, así como todo en esta vida,  viene de un cambio muy profundo que sale desde dentro. El respeto y la empatía con lo que siente esa persona es la clave de todo. No olvidemos que las personas también somos animales.Saludando

 

A medida que fue pasando el tiempo y yo misma me fui calmando y las comidas familiares y sociales volvieron a ser armoniosas.

CorazónLa comida alquímica puede con todo.Corazón

 

Entonces lo que hacía era llevar más cantidad de mi comida, como por ejemplo sobrasada vegana o frito mallorquín con seitán y daba a probar a todo el mundo… y cómo no, luego la que menos comía era yo porque estaba encantada de que probaran y se deleitaran también con la comida vegetal.

 

Así como a las personas que comen carne no les gusta que les digan lo que tienen que comer, a los vegetarianos tampoco.

A todo el mundo le gusta que le respeten. Y cuidado, porque cuando tocamos la comida de alguien estamos tocando sus más íntimos miedos…

 

Si estás haciendo un cambio en tu alimentación y te encuentras en esta situación, mi propuesta es que no entres en conflico.

¿Estás segur@ de lo que estás haciendo? ¿Te sientes bien con ello? ¿Cuál es tu propósito?

Los cambios puede que sean un poco impactantes al principio, sobre todo para la gente que tienes tu lado, tú eliges salir de tu zona de confort, a ellos indirectamente tú les estás sacando, estás cambiando.

Cuando ven que estás mejor, que estás comprometid@ con tu cambio, que estás más feliz y que no juzgas a nadie, la gente que te quiere te apoyará y te ayudará a que estés más cómod@.

Si no es así, te propongo que revieses con quién quieres compartir tu tiempo, si la gente que tienes al lado te potencia o te apaga y que te respetes. No tienes que estar en un lugar donde no te sientes acogid@. Pero como siempre recomiendo en mis sesiones personales, primero mira qué es lo que se te mueve, qué es lo que te molesta. Quizá sea un regalo para redescubrirte.Uau

 

 

A día de hoy, sigo sin entrar en lucha y puedo ir a comer a cualquier parte felizmente, no voy sólo a sitios exclusivamente vegetarianos, siempre hay mil opciones.

 

Sólo si quieren que les cuente mi experiencia, cómo me ha vitalizado el estilo de vida que llevo y quieren que compartamos experiencias para nutrirnos mutuamente, estoy encantada de compartir charlas. Si veo que la intención de la persona es hablar por hablar o imponerme sus creencias ahí sonrío y no le doy más vueltas. Bye bye!

 

Sólo de ti depende tu armonía.

 

Si estás pasando o has pasado por esta misma situación me encantaría que la compartieras con toda la familia alquímica. Somos much@s que pasamos por esto y nuestras herramientas pueden ayudar a mucha gente.

 

 

Si quieres sorprender a tus seres queridos con recetas fáciles y ricas aquí tienes un rico entrante como hummus, guacamole o pinchando aquí puedes acceder a más de 50 extraordinarias recetas vegetales.

¡Feliz semana santa!

8. oct., 2017

Nuestro ritmo de vida ha repercutido en la forma en la que nos alimentamos.

Productos prefabricados, extremadamente procesados y refinados están en la mayoría de las despensas como comida habitual, sin caer en la cuenta de que son productos desvitalizados, con poco o ningún valor nutricional que nos restan energía y vitalidad.

Hoy vamos a centrarnos en los cereales refinados.

¿Con qué finalidad refinamos los cereales?¿Realmente nos nutren? ¿Vale la pena incluirlos a diario en nuestra alimentación?

 

Para entender el punto donde estamos, siempre hay que mirar un poco más atrás, donde empezó todo.

A raíz de la revolución industrial, sobre el siglo XIX se inventaron las máquinas pulidoras para descascarillar el trigo y fabricar un pan más refinado. Una de las razones (yo diría que la principal)  fue económica.  Al refinar un cereal estás prolongando el tiempo de conservación.(Actualmente además se le añaden químicos con este fin.)

Así como subía el consumo de cereales refinados, aumentaban enfermedades como el beri-beri o la pelagra, asociadas a la carencia de vitaminas del grupo B, tan importantes para nuestro sistema nervioso y metabolismo. Estas vitaminas se encuentran en la envoltura y el germen del cereal, que al ser refinado se pierden.

También se pierden otros nutrientes en el refinado y se le añaden productos químicos, pudiendo provocar problemas en la digestión, aumentando tu peso y desequilibrando los niveles de azúcar en sangre, ya que también se elimina la fibra, haciendo que la absorción de esos azúcares sea más repentina.

 

¿Qué pasa cuándo se refina un cereal?

 

Al refinar la harina le quitan:

  • La mitad de los ácidos grasos insaturados (los buenos) y del calcio.
  • Pierde en un 80% el hierro.
  • 50-80% de vitaminas del grupo B. Los cereales contienen vitaminas del grupo B en cantidades notables, mientras que los refinados carecen de ellas. Para asimilar la glucosa de los cereales es necesaria dicha vitamina.
  • 70% de fósforo y el 98% del magnesio.
  • Prácticamente toda la Vitamina E, potente antioxidante.

Así que la harina refinada blanca se reduce básicamente a puro almidón.

 

¿Qué nos aportan los cereales integrales?

Los cereales integrales poseen las tres partes del grano: el germen, el salvado y el endospermo, y tienen una mayor cantidad de nutrientes y fibra natural.

  • Fibra (integral 12g no integral 2g)
  • Vitaminas: E, B, C
  • Minerales; hierro, fósforo, calcio y magnesio
  • Absorción lenta: sensación de saciedad durante más tiempo, no crean picos de glucemia en sangre.

 

El cereal integral solamente ha perdido la cascarilla. Éste se obtiene de la molienda del grano entero.


DIFERENCIAS ENTRE CEREAL INTEGRAL Y CEREAL REFINADO



INTEGRAL

  • Contienen gran cantidad de minerales como el hierro, fósforo, calcio y magnesio
  • Contiene vitaminas del grupo B, E y pro vitamina A
  • Contienen fibra
  • Hidratos de absorción lenta: sensación de saciedad durante más tiempo y sin crear picos de glucemia en sangre

REFINADO

  • En el refinado se pierde aproximadamente un 80% de estos nutrientes
  • No contiene fibra
  • Hidrataos de carbono de rápida absorción: Nos aporta calorías vacías haciéndonos sentir hambre al poco de haber comido.
  • Elevan nuestra glucosa en sangre.
  • No recomendado para personas con hipoglucemias o diabetes.

 

Cómo distinguir un cereal integral de uno refinado.

  • En el caso que te apetezca tomarte un plato de pasta, mira el apartado de ingredientes y asegúrate que sea 100% integral. Si hay un porcentaje menor al 90% del cereal en cuestión, olvídalo y coge otro paquete. Tampoco los que ponen “alto en fibra” o “con cereales” son integrales,  simplemente son marrones pero sólo llevan un 10% de salvado o se le han añadido semillas para aparentar ser integrales, pero NO LO SON. Ve a lo simple, menos es más, sólo un ingrediente.
  • Hay algunos cereales como por ejemplo el centeno que de por sí son más oscuros y pueden aparentar ser cereales, siempre nos fijaremos en la lista de ingredientes y no en su aspecto para confirmar que sean integrales al 100%.

 

 

RECONOCE AL FALSO INTEGRAL

Puede que en el supermercado te encuentres un paquete que su enunciado aparece como "espaguetis integrales" o "macarrones integrales" o "pan integral", si miramos la parte de ingredientes y aparece por ejemplo: sémola de trigo duro y salvado, no es un cereal integral, ya que la sémola es el cereal troceado, que al no especificarlo sabemos que no es integral con lo cual ES REFINADO. Al ponerle el salvado (y porque no hay ninguna legislación que regule esto seriamente en España), aunque sea en un 5% ya nos lo pueden anunciar y vender como "integral" 
El salvado  en este caso lo utilizan para teñir de marroncito la pasta blanca y aparentar ser integral, pero no lo es.

En resumen: no te fíes de todo lo que lleve la palabra INTEGRAL sin antes leer la lista de ingredientes. "Rico en fibra", "con semillas" "10% de salvado" "pan integral" no te aseguran que realmente estés tomando el cereal íntegro.

 

Fíjate en la lista de ingredientes y duda de todo lo que contenga más de un ingrediente. Si quiere saber si la pasta que compras es integral debería poner: Harina (del grano que sea: trigo/espelta/kamut, etc.) integral. 100%. Sin nada que te despiste.

Y si quieres nutrirte de lo que realmente el cereal tiene para ti, tómalo en grano, en su forma íntegra, sin moliendas. Ahí no nos pueden dar gato por liebre.

¡Escríbeme si te surge alguna duda respecto a este tema!

CorazónComamos alimentos realesCorazón